Menu:

 
 

 


 

Safaris fotográficos

 

En los safaris fotográficos en la finca de Poupa, todos los que les gusta la naturaleza, pueden ver, y fotografiar, en libertad, los ciervos, los jabalís, los buitres, los conejos, las liebres, las perdices...

La finca de Poupa tiene una área de 4.400 hectáreas.

Venado (Cervus elaphus)

El Venado se considera el animal más noble. Es un animal que puede vivir cerca de 17 años. Las cornamentas, que son características de los machos, caen anualmente para en un o dos meses,  aparecer otra vez, con más extremidades. El número de extremidades y el espesor de las cornamentas va de aumentar, hasta diez u once años de vida de los ciervos, entrando después en regresión. El ciervo se alimenta de la hierba, frutas salvajes y le gusta mucho la sal. En la noche vaga para los campos y los bordes de los bosques a la búsqueda del alimento. Cuando el día nace entra otra vez en los arbustos, para dormir. En agosto y septiembre la hembra de los ciervos entra en la rodera. Los machos dominantes - normalmente los más viejos - eligen las hembras y delimitan sus zonas.

Jabalís de Herdade da Poupa:

  Javali (Sus scrofa)

Con un poco de suerte también podrán observar unos animales con un aspecto feroz - los jabalís. Con los dientes, ponen en respecto a él enemigo peor que tiene - el hombre. El jabalí prefiere las zonas muy densas con las malas hierbas gruesas o los bosques. Es, principalmente, un animal que tiene gusto de recorrer en la noche. Para el final del día sale de los " encames " para buscar el alimento. Come todo que aparezca: plantas, gusanos, conejos, reptiles, huevos de los pájaros, raíces. En esta búsqueda del alimento,  hace viajes de algunos kilómetros. Recorren normalmente en grupo. El más viejo, y el más cauteloso, nunca va a continuación. Ésta es la función para los " escuderos ", los animales jóvenes, que van a abrir el camino. El jabalí puede vivir veinte cinco años.

Cegonha-preta, com dois filhotes, fotografada no dia 22 de Maio de 2009 - Dia Internacional da Biodiversidade Cigüeña negra (Ciconia nigra)

Su forma y tamaño son parecidos a los de la cigüeña blanca de la que se diferencia por su plumaje negro lustroso en el que destacan las partes inferiores blancas. Los jóvenes tienen las plumas de la cabeza, cuello y buche pardo mate, con las puntas claras.
Se alimenta de peces, culebras de agua, ranas, ratas de agua,  escarabajos, hemípteros y alguna materia vegetal.

Alimoche (Neophron percnopterus)

El alimoche, guirre o buitre egipcio (Neophron percnopterus) es de la misma familia que los buitre, y es el representante con menor envergadura alar. Además, como otros buitres, comparte la clasificación de animal en peligro de extinción (2007). Estas especie ha sido listada en esta categoría debido a una recientísima y extremadamente rápida disminución de su población. Tienen una longitud de 58 a 70 cm., y una envergadura alar de 1,68 metros. El peso es de 1,6 a 2,4 kg. No existe casi dimorfismo sexual, aunque las hembras tienen un tamaño algo mayor. Se reproduce de Marzo a Abril y ponen de uno a dos o tres huevos que incuban unos 42 días por ambos padres. Las crías se independizan a los 70 a 91 días. Su alimentación incluye carroña, residuos orgánicos, insectos, pequeños vertebrados e incluso huevos. También es muy dado a asistir al parto del ganado, para devorar posteriormente las placentas e incluso sus excrementos expandiendo así su abanico alimenticio hasta la coprofagia. Los adultos son de color blanco con las plumas rameras negras en la parte ventral. Tienen la piel de la cara y parte del cuello de color amarillo anaranjado desprovistos de plumas. Algunos autores apuntan a que la coloración vistosa del buitre es para que otros grandes buitres los vean con facilidad, ya que los necesita para consumir los cadáveres de animales grandes a cuyo interior no puede acceder fácilmente. (Los otros buitres empiezan a comer, y estos se comen lo que queda). Vuela planeando pausadamente, mostrando una silueta que, como la del buitre, es casi rectangular. A pesar de no formar colonias reproductoras, si forman dormideros en los que hacen gala de una gran tolerancia y donde se reúnen antes de partir en migración o alrededor de lugares donde resulta fácil conseguir alimento (muladares, vertederos...). En estos lugares se han contabilizado mas de un centenar de ejemplares. Para construir sus nidos transportan el pelo, ramas y huesos con el pico a diferencia del resto de buitres que lo transportan con las garras.
 

Abutre fotografado no dia 22 de Maio de 2009 - Dia Internacional da Biodiversidade Buitre leonado (Gyps fulvus)

De tamaño mayor que un águila, su envergadura alar puede ser de hasta 260 cm. En vuelo sus alas parecen tablas. Las bate con las primarias abiertas y desplegadas, el cuello recogido y la cola corta. Tiene una coloración canela en el plumaje del dorso, el vientre y la franja anterior de las alas, mientras que el resto de las plumas alares y de la cola son pardas oscuras. La cabeza y el largo cuello están cubiertos de un plumón blanco. Posee un característico collar de largas plumas leonadas. El pico es pardo en el centro; su base y su punta son amarillas. Los pies son de color gris plomo. El buitre es un planeador nato, que apenas bate sus alas, ganando altura rápidamente con sólo imperceptibles movimientos de la cola. Desde el suelo arranca dándose un impulso. Forma colonias en los cortados, los acantilados y las paredes rocosas, independientemente de que éstos se hallen en macizos montañosos o en zonas altitudinalmente bajas. Suele hallarse en las repisas de los cantiles hacia el amanecer, a la espera de que el sol caliente el aire y se formen las corrientes térmicas sobre las que planear. De este modo el buitre vuela a lo largo de todo el día sin apenas gastar energía. Al atardecer regresa a la buitrera para descansar. Aunque es un ave sedentaria, los individuos más jóvenes pueden recorrer grandes distancias apartándose de sus progenitores.

Abutre fotografado no dia 22 de Maio de 2009 - Dia Internacional da Biodiversidade Buitre negro (Aegypius monachus)

El buitre negro es el ave de mayor tamaño de toda la Península Ibérica. Tiene una envergadura alar de unos 250 cm. Algunos ejemplares llegan incluso a los 3 m. Su plumaje es sombrío. Las plumas del dorso son marrones con tintes negruzcos, siendo la zona ventral del cuerpo aún más oscura. El cuello y la parte de la cabeza se encuentran totalmente desnudos, mientras que la cara y la parte superior de la cabeza aparecen cubiertas por plumón. En la base del cuello llama la atención un collar de plumas pálidas de pequeña longitud. No existen diferencias aparentes entre machos y hembras, aunque sí entre los adultos y los jóvenes, que tienen un plumaje casi negro. Su silueta de vuelo es parecida a una tabla, con el cuello recogido mientras vuela, la cola corta y triangular y las plumas primarias muy desplegadas, lo que refuerza su empuje hacia lo alto. Su voz, ronca y silbante, la emite raras veces.
 

Águila real (Aquila chrysaetos)

Tiene una envergadura alar de 2,2 m. Es el águila de mayor tamaño de nuestro territorio. Su tonalidad es monocolor, pardo claro u oscuro. Los ejemplares jóvenes tienen la cola blanca en la raíz e incluso algunas zonas blancas en las alas. Sus patas están emplumadas hasta el nacimiento de los dedos. El águila real es un ave muy adaptable. En tiempos antiguos era nativa de toda la zona templada del hemisferio norte. Las águilas reales son animales sedentarios; no obstante los ejemplares más jóvenes recorren enormes distancias durante su primer invierno.
 

Águila imperial (Aquila adalberti)

Su envergadura alar es de 1,80 m, algo inferior a la del águila real. Su colorido es pardo, con la nuca de color claro y los hombros con manchas claras. Su cola no tiene elementos blancos. Las hembras son algo mayores que los machos. Esta especie se localiza, casi con exclusividad, en la Península Ibérica, en donde habita todo el año, defendiendo su territorio con gran celo. Los ejemplares más jóvenes pueden ser capturados por otras aves rapaces y por zorros. El alarmante descenso de su población se debe, no obstante, a causas exclusivamente humanas: caza ilegal, electrocución, transformación de zonas forestales en regadíos, empleo exagerado de pesticidas, etc.
 

Águila culebrera (Circaetus gallicus)

El águila culebrera alcanza una envergadura alar máxima de 180 cm, aproximadamente lo mismo que la garza real, pero como planeador soberano es de constitución mucho más ligera. En vuelo llaman la atención sus partes inferiores claras. Las oscuras puntas de las alas se destacan netamente de la cara inferior de las alas, provistas de delicadas hileras de color. Sólo a corta distancia se aprecia el azul pizarra de los pies y del pico. La gran cabeza, en la que destacan sus grandes ojos amarillos, recuerda algo a las lechuzas. Las águilas culebreras son aves estrictamente migratorias, que pasan los inviernos en las sabanas próximas al ecuador, donde son nativas otra gran cantidad de especies culebreras. Nos abandona en septiembre y vuelve entre marzo y abril para criar.

 

Abejaruco (Merops apiaster) 

El abejaruco común es un ave inconfundible, gracias a su cabeza canela, su pecho azul, su vientre verdoso, su cuello amarillo y la lista negra que adorna su ojo, además de su pico típico de insectívoro. Suele vérseles por parejas, posadas en los cables telefónicos a principios de la primavera, vigilantes en busca de presas. Son principalmente aves de llanura. Necesita un suelo blando donde construir el túnel en el que nidifican. Los abejarucos se alimentan de insectos que capturan en vuelo o sobre el suelo. Su presa preferida son los himenópteros ápidos, haciendo verdaderos estragos en las abejas, lo que le ha valido, además de su nombre, la persecución de los apicultores. Además de estos insectos, consume libélulas y algunos coleópteros.

Abubilla (Upupa epops)

La abubilla es inconfundible. Sus colores hacen gran contraste con el canela, blanco y negro. Tiene un vuelo ondulante y de corte "amariposado", con frecuentes y bruscos cambios de dirección. En vuelo tiene un aspecto listado de blanco y negro. Su pico es muy largo, y lo utiliza para desenterrar larvas que encuentra mientras camina sobre el suelo. Habita en zonas semidesérticas, estepas, estepas de bosque, praderas, grandes áreas de frutales, cultivos de secano. Se mueve entre las zonas templadas y tropicales de Europa y África, donde cría, y el sureste asiático, sur y levante de la Península Ibérica, Magreb y África subsahariana, donde pasa los inviernos. En primavera se oye su reclamo monótono y repetitivo día y noche, "up-up-up", que ha contribuido a la formación del nombre científico de la abubilla. El sonido es sordo y aflautado pero de gran alcance, y lo emite con la garganta esponjada y el pico ligeramente abierto, inclinándolo sobre el pecho. A finales de junio deja de reclamar. También emite un graznido como llamada. La abubilla incuba en huecos de árboles podridos, en graneros, tejados, en montones de madera, en franjas de terreno de escaso arbolado, también en las grietas de las rocas, en muros, en pozos, incluso en aquellos en los que diariamente beben los rebaños; también en montones de piedras y paredes arenosas.
 

Perdiz roja (Alectoris rufa)

La perdiz pertenece al orden de las gallináceas y a la familia de las faisánidas. No obstante a pesar de la clara definición de su filogenia, la pureza genética de nuestra perdiz roja no está tan clara como pudiera parecer a primera vista. De tal forma que podemos distinguir cuatro especies de perdices con las patas rojas. Existen diferencias morfológicas que las distinguen, como en el color de la corona y el cuello, el número de listas transversales negras de las plumas de los flancos y el color de las plumas de los flancos. En el caso de la perdiz roja, la corona es gris en el pico y castaño en el resto. El cuello es blanco con una franja negra del collar sin colgar. En los flancos tiene una sola lista transversal y las plumas de sus flancos son con la base gris azulada y de un blanco muy intenso, puro negro o marrón oscuro. La perdiz roja en estado adulto tiene una longitud aproximada entre 33 y 38 cm y una envergadura de 50 a 60 cm, con una cola que llega medir unos 12 cm aproximadamente. El plumaje y el color que lo caracteriza cambia según la edad y el sexo. La perdiz común o perdiz roja prefiere los lugares pedregosos con monte bajo y tierras de labranza, donde sean frecuentes las siembras de cereales de invierno y las leguminosas. Esta especie de carácter sedentario se distribuye con regularidad en la Península Ibérica. La perdiz es un ave omnívora. A la semana de vida su dieta está compuesta por un 66% de invertebrados y un 33% de semillas y flores. A las dos semanas su alimentación se invierte e ingiere un 66% de semillas y flores y un 33% de invertebrados. A las tres semanas, cuando se pueden considerara adultos siguen consumiendo un porcentaje mayoritario de vegetales (97%que se reparte entre semillas, frutos, hojas, raíces y flores, el resto lo aportan los insectos y los líquenes. Es pues evidente que la alimentación de las perdices esta muy condicionada por la disponiblidad de alimento que, a su vez depende en gran medida de la climatología y de las condiciones de partida del hábitat allí existente.

La perdiz roja vive en bandos familiares que denotan un buen estado general de la población cuando el número de individuos oscila entre 16 y 25 ejemplares. Ocupan un territorio pequeño, por término medio de unos 500 metros cuadrados, en gran parte debido a su carácter sedentario y la disminución de riesgos que supone no realizara grandes desplazamientos para alimentarse. Durante el periodo invernal la perdiz emite su canto peculiar por la mañana y a la puesta de sol y sobre todo cuando la bandada se ha dispersado y también para atraer al macho. Al espantarse la bandada, todos los individuos salen corriendo en la misma dirección. Duermen generalmente en lugares abiertos que facilitan la huída y en las franjas horarias de más actividad (Atardecer y primeras horas de la mañana) se desplazan para comer caminando, mientras algún individuo permanece vigilando. Beben en las charcas y aprovechan el agua condensada por el rocío y a medio día se dedican a la higiene personal, cuidando su plumaje y tomando baños de arena.

Tórtola turca (Streptopelia decaocto)

Tórtola (Streptopelia turtur)

Paloma (Columba livia)

La paloma bravía es la forma primitiva de la que han derivado todas las razas de palomas domésticas. Vive en libertad en el Mediterráneo, Inglaterra y sur de Asia, pero siempre alejada de los hombres. La especie del sur de Europa se distingue de las palomas zuritas, muy similares, por su obispillo blanco. Las palomas bravías crían en rocas y ruinas; por el contrario, las zuritas son aves de bosque que nidifican en árboles.

Zorra (Vulpes vulpes)

Mamífero cánido de menos de un metro de longitud. Es de costumbres crepusculares y nocturnas.

Todos estos animales podrán ser observados en nuestros " safaris fotográficos ".

 

 

© 2012 CONTROLLED SPORT (PORTUGAL) TURISMO, CINEGÉTICA E AGRICULTURA - José Russo Belo